Follow by Email

martes, 13 de mayo de 2014

¿Por que un W124?

¿Por que un W124?


Querido lector:

Seguramente habrá localizado este blog de pura casualidad, en una de tantas búsquedas por internet intentando localizar un buen Mercedes Benz con carrocería W124 de ocasión, en excelente estado y a buen precio.

Eso mismo es lo que acabo de hacer hace apenas una semana, localizar un buen ejemplar.
La búsqueda comenzó hace ya casi tres meses. Creía que iba a emplear mucho más tiempo pero no, he tenido suerte y un maravilloso W124 de la última serie se ha cruzado en mi camino. Ahora tiene 19 añitos, es un 300 diésel multiválvula con cambio automático y tan solo !! 82.000 Km. !! demostrados. Se matriculó originalmente en Alemania y a los 3 años se importó a España, en concreto en Alicante. El coche ha estado en poder de su segundo dueño la mayor parte de su vida hasta que falleció, posteriormente el coche quedó guardado en la nave donde también se ubicaba una empresa turronera de su propiedad, lógicamente a temperatura y niveles de humedad estables. Ya se sabe que lo que es bueno para conservar el turrón también es bueno para conservar el W124.

Pero ¿por que un W124?

Si ha seguido leyendo éste blog, ya puede imaginarse que me apasionan los automóviles. Desde los 18 años y con el carnet de conducir recién sacado,  los coches han sido una parte muy importante de mi vida. Me han ayudado en mi trabajo, los he conducido siempre con agrado y curiosidad por sus mecánicas y he disfrutado siempre manejando cualquier tipo y marca de coche.

Los modelos de Citroen siempre me han llamado la atención y en mi juventud, los bicilíndricos de la marca me han transportado a lugares maravillosos. Un Dyane 6, un Ami 6 y tres 2CV han pasado por mi curriculum automovilístico, luego llegaron un Renault 18, un Peugeot 205 Diesel, un Jeep Bravo, un Land Rover Discovery, un Lada Niva (estos dos últimos quizás los peores que he tenido), un Toyota Land Cruiser 95VX, un Mercedes Sport Coupé, un Mercedes Clase A de la primera serie, una Mercedes Viano y finalmente un Lexus CT200h (todavía en mi garaje).

Grande 2CV: todavía rueda y "da guerra"
Pero fue en Julio pasado cuando adquirí un coche clásico para disfrutar y acudir a concentraciones lo que finalmente ha sido la causa de abrir éste blog.
Después de darle muchas vueltas, deduje que el mejor coche que podía buscar en mi actual situación era un Mercedes 300D con carrocería W123 de la década de los '80. Dejo para otra entrada los motivos por los que decidí comprar este modelo. Han pasado ahora casi 10 meses desde que lo adquirí y ya he hecho con el más de 10.000 Km. en menos de un año. Un coche que solo era para disfrutar algunos fines de semana en excursiones y concentraciones de clásicos.

Tengo que decir que el W123 ha superado con creces todo lo que esperaba del modelo. Es confortable, tiene un interior funcional muy cómodo, su estado de conservación es excelente, consume muy poco para su edad y cilindrada, tiene un equipamiento de lujo para su época; aire acondicionado, elevalunas eléctricos, cambio automático, etc. pero sobre todo tiene un motor que marcó una época. Empezando por su sonido, pasando por su suavidad y terminando por su enorme par. Tiene "solo 87 caballos" pero deben ser caballitos de buena raza pues mueven el coche con decisión y brío. Resumiendo: un auténtico cochazo adquirido por un precio ridículo.

Interior del W123 300D: "que maravilloso olor"

Después de disfrutar como un cosaco conduciendo el W123 los fines de semana, había que trabajar y coger el Lexus CT200h, un maravilloso coche híbrido sobre el que no puedo poner ningún pero. Es perfecto, consume 4,5 Litros de gasolina, silencioso, suave, muy bonito por dentro y con un nivel de acabado y equipamento muy alto. Tan solo un maletero pequeño y una suspensión dura para mi gusto son las únicas pegas que puedo ponerle.

El culpable, mi W123

La verdad es que siempre que conduzco el Lexus me asalta la misma duda: ¿por que añoro tanto al W123 si el Lexus es tan bueno?

Tras darle muchas vueltas creo haber encontrado la respuesta. El Lexus, al igual que muchos otros excelentes coches que se fabrican hoy en día, está más cerca de ser una lavadora que de ser un auténtico coche. Lo siento, me invade la nostalgia. necesito oír el tiquitaca del motor diesel del W123, oler su tapicería (le aseguro que después de 30 años sigue oliendo de maravilla), sentir la carretera a través de su enorme volante, regular el aire acondicionado como a mi me dé la gana, flotar en el asfalto, sentir el crujido de los muelles del asiento (si si, tiene muelles como los viejos sofás). Necesito saber que el coche que conduzco tiene alma por que lo considero mi compañero en la carretera. Me siento acompañado por el y a veces me sorprendo a mi mismo hablándole al coche "tio prepárate que viene una cuesta". Quizás sea carne de psiquiatra, pero es lo que pienso y hago.

Mandos manuales pero cambio automático
Este mes tenía que decidir si finalmente me quedaba con el Lexus (lo adquirí con una financiación especial que a los tres años permite quedarse el modelo pagando el resto o devolverlo). No me ha costado mucho decidirme, el W123 tiene la culpa. Lo voy a devolver a la marca Lexus.
Lo siento, cambio mi nuevo Lexus de 3 años por un coche viejo de 19 años: un W124, el heredero de las virtudes de mi querido W123. El último Mohicano de la industria del automóvil, probablemente el último "Gran Mercedes". Sin electrónica, solo mecánica en su más pura expresión. Un coche diseñado por ingenieros, no por computadoras. Un coche hecho para durar, sin "obsolescencia programada". Un coche fabricado con materiales de primerísima calidad. Un coche que para muchos entendidos y aficionados ha sido el automóvil mejor fabricado del siglo XX.

Reconozco que el W124 no tiene una línea arrebatadora, nunca tendrá la elegancia de un Jaguar o un Bentley, pero su mecánica, fiabilidad y eficacia están por encima de todo lo fabricado hasta la fecha. Para los que amamos la mecánica y la calidad de construcción, éste es nuestro coche.
Por eso voy a cambiar mi Lexus por un W124.

!! Lástima que mi esposa no piense lo mismo que yo !! 
En fin, nadie es perfecto.

5 comentarios:

  1. Una historia, o muchas desde un W124:

    http://plasticaenelchaparil.blogspot.com.es/2013/11/big-blue-project.html

    ResponderEliminar
  2. Te aplaudo. Yo no he tenido que cambiar ningun coche, pero te entiendo completamemte con el pensamiento de los modernos aue por muy nuevos que sean no duraran lo mismo que los antiguos.
    Precisamente destaco la decada de los noventa de los que puedo decir que hicieron coches con motores duros como piedras. Uno de ellos es el toyota celica del 91 1.8 gasolina con sus 160cv que me recuerdan a lo mas parecido una moto deportiva siempre con aceleracion y par con marchas interminables; sin embargo había ingieneria en el motor para hacerlo durar como los pistones forjados para aguantar lo que le echen y sí con 270.000km que lo deje y seguro que sigue por ahi de lo lindo, pues a quien se lo vendi lo queria meter en rallies, cosa qde la que el tambien sabia que era un motor bien duro.
    Poco después, adquiri un clio 1.5dci del 2002 y estoy muy orgulloso de él, hago mas de 40.000km anuales y sigue yendo perfecto además de que su mecanica es simple y muy sencilla para la época en la que ya era todo electronica y son su increible consumo en carretera de 3,4 listros y en urbano de 4,2L es algo que me alegra tener este coche y con sus 230.000km y sumando. Concretamemte te quiero hablar de este coche que tiene un motor del que dicen que bate el millón de km, al poco tiempo de comprarlo dd segunda mano conocí a un chico que tenia el mismo y me enseño que iba por los 857.163km. Este mio motor lo siguen incorporando a día de hoy los nuevos clios y más modelos como el megane lo unico que le ponen una centralita en la que dicen que el motor da electronicamente una potencia de 115cv (por ejemplo), cosa que los hará durar menos. Pues eso, que tuve la suerte de comprarme el coche que para la misma Renault es el mejor motor que han fabricado en cuanto a durabilidad y eso que tiene turbo.
    Por último, mi última adquisición desde hace un año, un 320CE automatico que con 282.000km sigue sonando redondo y perfecto y la calidad de todos los materiales del motor, interior, motor, chapa, componentes, etc para mi se equipara con los coches actuales que con todos los extras llegan a tener los mismos que los que tengo en el w124, pero nunca les duraran lo mismo que a este coche. Al igual que tú estoy muy orgulloso de tener un gran mercedes y además por poco dinero

    Saludos y esperemos vernos en alguna concentración.

    ResponderEliminar
  3. mira yo también me considero un amante de los coches y por que no decirlo de los antiguos es fascinante toda esa ingeniería mágica y el buen arte que antes se tenía
    hoy en día pues también debo decir que e tenido varios coches desde mi adolescencia desde muy pequeño conduce el Toyota corolla 1974 de mi padre y así e tenido varias marcas como Ford Tempo del 88 muy bueno y robusto, Honda Civic 2003 veloz y ligero a su vez y hoy en días más recientes un BMW serie 328 del año 2007 de ultima generación y que por mis manos han pasado un Peugeot 407 , una Mazda 5 , un Mercedes Benz C180 Kompressor y hoy en día tengo un BMW serie 320 2013, en fin tenido la oportunidad de conducir algunos coches sin embargo siempre me gusto la línea del w124 (elegante, con presencia, sofisticación y equipamiento suficiente para su época.
    y decidi iniciar mi búsqueda de uno no corri con tanta suerte como la de usted que se encontró el w123 pero bueno encontré uno en muy buen estado
    lo estoy recién disfrutando hace unos días es un 300 E año 1991. me gusta mucho
    y parece estar todo en muy buenas condiciones.

    saludos a todos.

    ResponderEliminar
  4. Excelente la narración todo el detalle y comparaciones, pero no entiendo como salto todo del 123 a 124

    ResponderEliminar
  5. Estimado Christian:

    El Mercedes W123 lo adquirí con la idea de acudir a concentraciones de coches clásicos.
    Desde siempre he estado muy vinculado a los modelos bicilíndricos de Citroen. Cuando era más joven disfrutaba mucho conduciéndolos y acudiendo a eventos con el Citroen 2CV, pero con el tiempo y la edad uno se va acomodando y "aburguesando". Cuando llegué a los cincuenta años, me resultaba complicado convencer a mi mujer de los maravilloso que era hacer 200 o 300 Km. con el Citroen 2CV, sobre todo en verano. La decisión vino casi impuesta por la lógica, debía localizar un modelo clásico, fiable, cómodo en carretera, con aire acondicionado (imprescindible) y que tuviese una conducción gratificante.
    Después de descartar marcas inglesas (la fiabilidad es muy discutible en los modelos británicos de los 60 y 70), me decanté por marcas alemanas y comprobé para mi sorpresa que los Mercedes W123 se vendían muy bien equipados y con un precio en el mercado de ocasión muy bajo (siempre suele haber mucha oferta), además el precio del W123 en su día era tan alto, que los propietarios (muchos eran los primeros propietarios) los cuidaban dándoles un mantenimiento exquisito.
    Solo tuve que esperar apenas 4 meses para localizar una buena unidad con un precio razonable al que solo había que realizar pequeñas reparaciones para dejarlo "impecable".

    En cuanto tuve la unidad a punto, pasó la prueba de mi "amada esposa" y tras darme de alta en el club W123-España, comencé a disfrutar del coche en concentraciones y eventos, pero la verdad es que siempre me quedaba con ganas de conducirlo un "ratito más", así que empecé a llevármelo al trabajo, a visitar a clientes. . . . en fín que cada vez más mi coche de diario se quedaba solo y abandonado.

    Llegado a este punto, no me hubiera importado vender mi coche de diario y seguir con mi clásico W123, pero los que tenemos coches clásicos sufrimos el síndrome del "abandono en la calle". Cada vez que lo tenía aparcado y me alejaba de el pensaba "seguro que me chorizan la estrellita" o también "ya verás como ahora que está lavado y reluciente viene algún gracioso con una llave y me lo raya", total que el coche era demasiado llamativo para uso diario.

    Dándole vueltas al tema pensé que debería localizar algún modelo que me ofreciese un placer de conducción similar al del W123 para utilizarlo en uso diario y poder reservar el W123 para conducirlo los fines de semana y en eventos y concentraciones de clásicos.

    Aquí entró en escena el W124. Era el sucesor del W123, tenía una carrocería más discreta, hay muchos en activo hoy en día por lo que pasa desapercibido y su fiabilidad es casi casi tan buena como la del W123. Una vez tomada la decisión de búsqueda, reconozco que me fué más complejo localizar una buen unidad. La mayoría tenían muchísimos kilómetros (sobre todo los equipados con motores diesel), denotaban un mantenimiento muy descuidado o tenían los cuentakilómetros manipulados (esto daría para escribir un artículo extenso). Finalmente con paciencia apareció la unidad perfecta, no era barata pero valía la pena pagar un poquito más por el buen estado en que se encontraba.

    En el momento de escribir esta respuesta, el coche tiene 168.000 km. (he hecho con el más de 80.000 km.) y te puedo confirmar que su compra ha sido la mejor que he hecho en mi vida.

    El W124 lo tiene todo, es seguro, muy confortable, su fiabilidad ahora que va a cumplir 25 años es magnífica, me muevo con consumos reales de entre 6.5 y 7 lts./100 y eso que tiene cambio automático. El W124 tiene como opción un depósito de 90 lts. por lo que me doy el gustazo de repostar cada 1.200 km. el mantenimiento cada 10.000 y 20.000 km. es muy económico y si hiciera falta hay recambios originales sin problemas. Sinceramente no me arrepiento de haber vendido mi antiguo coche de diario (el Lexus CT200H).

    Si localizas una buen unidad, no lo dudes, no te arrepentirás.

    ResponderEliminar